El monegasco Charles Leclerc (Ferrari), que saldrá primero en el Gran Premio de Azerbaiyán, el sexto del Mundial de Fórmula Uno, declaró este sábado en el circuito urbano de Bakú, donde firmó su novena ‘pole’ en la categoría reina, que, “sinceramente, pensaba que era una mierda de vuelta”.

“Pensé que había dado una mierda de vuelta, para ser sincero, porque cometí errores en dos o tres curvas; pero le cogí el rebufo a Lewis (Hamilton, de Mercedes) en el último sector y eso me ayudó”, admitió Leclerc, de 23 años, que es sexto en el Mundial, con 40 puntos.

El piloto de Ferrari reconoció que su equipo no ha andado como esperaba, tanto que dejó abierta la historia de lo que pueda pasar en carrera, la historia podría ser diferente este domingo. “El coche va bien, pero creo que Mercedes y Red Bull tienen algo más que nosotros”, manifestó este sábado Leclerc tras firmar la ‘pole’ en Baku.

Cabe destacar que una bandera roja privó a Red Bull en especial a Checo de marcar un mejor tiempo, luego de dejar hasta el final el poder marcar un crono que lo posicionara entre los primeros tres lugares y destronar a Ferrari.