Sí, la pelea en el Mundial de Pilotos es contra Charles Leclerc. Pero en la pista hay un ‘sorpresivo’ retador que es el que le puede complicar las cosas a ‘Checo’ Pérez en su lucha por el Subcampeonato del Mundo… y ése es Mercedes.

Ferrari fue un duro contendiente para Red Bull hasta que sucedió lo mismo que ha venido pasando desde 2008: la Scuderia no aguantó y volvió a caerse, dejando el camino libre para los Toros rumbo a una histórica temporada en la que los récords cayeron por montones.

Parte de la reescritura de los libros dorados de la F1 también se debió a la poca resistencia que demostraron los Flechas Plateadas a inicio de año. Pero a diferencia de Il Cavallino Rampante, el equipo alemán sí demostró amor propio y por ello han remontaron a tal grado que ahora pelean el segundo lugar en el Campeonato de Constructores, a sólo 40 puntos de los italianos.

AP
Es por ello que tanto George Russell, que va en buen camino para dejar de ser ‘joya’ y convertirse en una realidad, y Lewis Hamilton, el Heptacampeón, tienen un cierre que asusta a cualquiera. El #44 ya es quinto lugar en el Mundial, luego de dos segundos puestos consecutivos, y el margen para su primera victoria del año comienza a reducirse.

Nunca, en su muy laureada carrera, Hamilton ha cerrado una campaña sin triunfos, por lo que en Interlagos -este fin de semana- y en Abu Dhabi saldrá con todo para ganar y lavar la que ha sido su peor temporada en casi una década.

AP

Con el mismo objetivo, pero en diferentes circunstancias, Russell quiere dejar en claro que es el futuro de la escudería. El joven británico acumula cuatro fechas sin podio y en Brasil es evidente que querrá revancha.

Checo necesita quedar por encima de Leclerc para asegurar el Subcampeonato. De momento, el mexicano suma 280 puntos, por 275 del monegasco. Estar en el podio lo acercaría a la meta, pero Mercedes será el obstáculo.