Dan explicaciones. Red Bull por fin rompió el silencio y aclaró el tema entre Checo Pérez y Max Verstappen, pues el equipo de las bebidas energéticas lanzó un comunicado donde explican lo que realmente pasó en el Gran Premio de Brasil, donde el neerlandés no dejó pasar al tapatío en la última vuelta.

En ese mismo informe, Red Bull se echó la culpa sobre el tema, pues explicaron que ellos cometieron el error y no previsualizaron las circunstancias de la última vuelta, al tiempo que señalaron que Max dio sus puntos de vista y son respetables, mientras que la conversación entre todo el equipo se mantendrá privada.

“Como equipo, cometimos varios errores en Brasil. No habíamos previsto la situación que se desarrolló en la última vuelta de la carrera y no teníamos acordada una estrategia para esa situación antes. A Max sólo se le informó en la última curva que cediera la posición, sin transmitir la información necesaria.

“Esto puso a Max, quien siempre se ha mostrado abierto a jugar en equipo, en una situación complicada, con poco tiempo para reaccionar, algo que no era ni mucho menos nuestra intención. Tras la carrera, Max habló de forma abierta y sincera, permitiendo a los dos pilotos resolver cualquier problema o preocupación. El equipo acepta sus razones y la conversación fue personal y se mantuvo en privado. No haremos más comentarios”, dice el comunicado.

MEXSPORT

MENSAJES DE ODIO DEBEN FRENAR

En el mismo texto, Red Bull condenó los comentarios que hubo en redes sociales a lo largo de esta semana, donde Verstappen, Checo Pérez y sus familiares recibieron serie de críticas, la cual no fue aceptada por el equipo de la Fórmula 1.

“Los mensajes que sucedieron en las redes sociales son completamente inaceptable. El comportamiento abusivo hacia Max, Sergio o el equipo y sus respectivas familias es chocante y triste. Desafortunadamente, es algo que vemos en la Fórmula 1 regularmente y no hay lugar para ello ni en el mundo de las carreras ni en la sociedad. Necesitamos mejorar en ese aspecto.

MEXSPORT

“Esto es un deporte y estamos aquí ara correr. Las amenazas de muerte, mensajes de odio hacia los pilotos o sus familiares es deplorable. Valoramos la inclusión y queremos que la Fórmula 1 sea un espacio seguro para todos, que así posamos trabajar y disfrutar de nuestro deporte. Este abuso debe acabar”.