A través de su cuenta de Twitter, la jugadora de Pumas Femenil, Deneva Cagigas denunció a un usuario que en Instagram la acosa y hostiga con mensajes subidos de tonos. Hoy la futbolista ha decidido levantar la voz, respaldada por la institución y compañeros de la varonil y femenil.

La jugadora felina pidió que el acoso hacia ella y sus demás compañeras del gremio debe parar, pues las imágenes que suelen subir en sus redes siempre se sexualizan.

“No es el primer mensaje y, como digo, no he silenciado a la persona, sino que he silenciado al acto. Hablo por mí y mis colegas. Se les hace chistoso mandarnos fotos, videos, usar distintos usuarios o usarnos como símbolo sexual y la verdad es que no está bien. Antes de ser futbolistas, somos humanas”, dijo la defensa central.

La publicación recibió apoyo de una gran cantidad de seguidores de la futbolista, pero también el rechazo y crítica de otros. Mientra que dentro de la institución, el capitán de los Pumas, Juan Pablo Vigón alzó la voz y pidió respeto hacia su compañera y el resto de las mujeres.