La televisión deportiva en México ha tenido pasajes que quedaron grabados en la memoria del aficionado, pero pocos tan recordados con tanta nostalgia como aquel canal que nos llevó durante varios años, la pasión de la Copa Libertadores de principio a Fin: PSN.

En 1998, los clubes mexicanos iniciaron su aventura en torneos de Conmebol, sin embargo en el país, los juegos solo se podían ver de 2 formas: En Pago por Evento en SKY o diferidos cerca de media noche en Televisa. pero para el año 200, todo cambió con la llegada de un canal meramente deportivo, que llegó a competir directamente con los gigantes del continente, ESPN y Fox Sports.

Panamerican Sports Network, era una cadena con sede en Miami, pero con alcance desde Canadá hasta Argentina. Se fundó en el 200 y rápido consiguió los derechos televisivos de torneos importantes como la Libertadores, el Brasileirao, la Liga Argentina, Chilena y algunos juegos de España, Italia, Inglaterra y Alemania. La NBA, Fórmula 1 y Rugby.

Entre sus cartas fuertes como imagen estaban Juan Pablo Varsky, Sebastián Vignolo, Jorge Ramos, Eduardo Biscayart, Ricardo Ortíz y Jorge Sánchez, hoy en día, relator en TUDN.

El éxito de la cadena se debió en gran parte a que concesionarias de cable en toda América le abrieron sus puertas, Cablevisión, DirectTV, Multivisión, entre otras, lo pusieron en un mismo canal, que a la postre se volvió tradición: El 27. Durante 2 años, PSN comandó la TV deportiva, a tal grado que tuvo a personajes de la talla de Diego Armando Maradona como analista de futbol.

Pero cuando todo iba viento en popa y con la Copa del Mundo de Corea – Japón en puerta, la decisión de los dueños, Grupo Hicks, fue fusionarse con Fox Sports, para que meses después desapareciera como canal y dejara todas sus trasmisiones en Fox. Algo similar a lo que le sucede hoy en día a dicha televisora con ESPN y Disney.