El furor causado por la pelea entre Logan Paul y Floyd Mayweather llevó a que en Argentina surgiera un nuevo reto entre un youtuber y un exboxeador, el cual, de inicio, generó una gran expectativa.

En este caso se trata del influencer Yao Cabrera, quien se animó a lanzar un reto a Marcos “el Chino” Maidana, excampeón mundial de la Asociación Mundial de Boxeo en las división welter.

Cabrera, quien en diciembre fue detenido por organizar fiestas con menores, prometió que si Maidana lo vencía se iría “para siempre” de Argentina, país donde divide opiniones por su polémica personalidad, reto que fue aceptado.

“Yo no peleo con amateurs, ni con pelotudos. Pero a vos te voy a fajar (dar una golpiza), para que te vayas del país”, comentó Maidana en un video que colocó su hijo, Rufus Maidana, en sus redes sociales.

El representante ya lo contactó

Cabrera demostró que realmente le interesa la pelea al entorno del Chino, algo que pudo sostener con algunos mensajes que recibió de parte del representante y exboxeador Jorge Acero Cali.

Sulaimán admitió que será difícil parar la tendencia

Justo este mismo martes, en su tradicional conferencia, Mauricio Sulaimán, presidente del Consejo Mundial de Boxeo, señaló que es imposible detener la incursión de influencers en la disciplina, además de que señaló que le podría acarrear nuevos aficionados.

“El tema de influencers nadie lo puede controlar, es la realidad cuando hay tanta popularidad y hay tantos dispuestos a pagar por ver algo. Nosotros debemos orientar y cuidar a todos los implicados para que pueda haber un beneficio para el boxeo”, confesó el dirigente.​