La Selección Mexicana entrenó esta tarde en Al-Kohr, luego del empate en el debut mundialista ante Polonia.

El equipo mexicano realizó trabajos regenerativos en su centro de entrenamientos y a lo lejos, apartados del resto del equipo, Gerardo Martino y Héctor Herrera tuvieron una larga charla que se extendió por al rededor de 10 minutos.

Ambos gesticularon con intensidad; Martino pedía movimientos e intercambiaron conceptos tácticos para lo que será el encuentro ante Argentina del próximo sábado.

AGENCIA RÉCORD / MIGUEL PONTÓN
Del otro lado del campo, Guillermo Ochoa, el héroe de la cancha del 974 se mostró alegre, conversó con el cuerpo técnico y todos le dejan un cariño tras su actuación.

El resto del equipo realizó trotes ligeros y un ‘torito’ que estuvo lleno de buen ambiente y optimismo antes de medirse a la albiceleste en Luisail.

AGENCIA RÉCORD / MIGUEL PONTÓN