Julio César Chávez Jr. está envuelto en una nueva polémica por un video que se ha viralizado y en el cual se le ve inhalar una sustancia a hurtadillas mientras se encontraba en su esquina durante la pelea que sostuvo ante David Zegarra que se celebró el fin de semana en Culiacán.

Aunque pasó cerca de cuatro meses en un centro de rehabilitación, el Hijo de la Leyenda puso en entredicho haberse liberado de sus adicciones, ya que previo a iniciar el octavo round es nítido cómo su entrenador le acerca un inhalador que utiliza un par de ocasiones hasta dárselo a otro integrante que se encontraba en la esquina.

Resalta que la acción se hizo con sigilo, aunque había condiciones para defender el uso, ya que los días previos Julito tuvo una enfermedad que bien pudo poner en entredicho el encuentro, aunque no quiso cancelarlo. Incluso entre.

Lo anterior fue reforzado por el entrenador, quien comentó que el Jr. no estaba al 100 por ciento, algo que incluso se pudo percibir entre episodios, ya que le costaba respirar con normalidad.

“Entró a la pelea un poquito enfermo y quería entrar para demostrarle a toda su gente y no dejarlas mal, no abandonar la pelea como muchos peleadores lo hacen”, mencionó el entrenador de Chávez Jr. para el portal de Youtube TV Boxeo.

‘El vicio lo acabó’

En la semana previa al encuentro ante Zegarra, Nacho Beristáin, quien fue entrenador de Chávez Jr. en la derrota ante Saúl “Canelo” Álvarez señaló que las adicciones fueron las que acabaron con la carrera de un joven que tenía mucho futuro.