Oficialmente, el recinto donde juegan los Panzas Verdes lleva por nombre Estadio León, aunque en la práctica son contados los que prefieren utilizarlo, ya que a lo largo de su historia se ha asentado el apodo del Nou Camp en el imaginario colectivo.

Para los leoneses, y en general para los amantes del futbol mexicano, es más reconocido ese juego de palabras catalán que se traduce al castellano, curiosamente, como Nuevo Campo, que el nombre con el que se buscó honrar a la ciudad sede del equipo esmeralda.

Hasta ahora, pocos son los que conocen el porqué de ese fenómeno, aunque una investigación realizada a inicios de enero de 2020 arroja un posible porqué.

¿Tiene relación con el Barcelona?

El Camp Nou, casa del equipo Barcelona de la Liga de España, fue abierto el 24 de septiembre de 1957, casi diez años antes que la casa de la Fiera, la cual fue inaugurada el 1 de marzo de 1967, y se puede señalar que sí pudo ser una influencia.

De acuerdo con el portal Fieramanía, que se centra en la actividad del Club León, un directivo del club de origen catalán llamado José Serra Sala comenzó a comparar el ambiente que se vivía en el recinto guanajuatense que lo que pasaba en la casa del Barcelona por lo que empezó a llamarlo Nou Camp.

Dicho renombramiento llegaría a oídos del cronista Ángel Fernández, quien se encargaría de difundirlo por todo el país.

Magnífico en sus crónicas y un genio al momento de consolidar apodos, Fernández comenzó a popularizar el apodo el cual prevalece al día de hoy.