Eva Espejo no jugó futbol pero se hizo fanática de este deporte gracias a la afición de su padre por los Pumas. Con un título de Copa Femenil y ahora el de Liga MX Femenil tras vencer a Tigres en la Final, la técnica mexicana hace historia al ser la primera DT campeona en esta división.

En el inicio del Apertura 2021 de este circuito disputado por 18 equipos ya hubo siete entrenadoras mujeres, a diferencia del Apertura 2017, el primero en la historia del futbol femenil en nuestro país, cuando hubo cuatro.

Esa cuota femenina que ha crecido en los banquillos puede presumir otro gran paso con el título de las Rayadas de Espejo, quien también ganó el título de Copa con las Tuzas en 2017.

“Sería extraordinario un título para Eva, sería como levantar otro trofeo, no sólo el de campeón, sino hacia este gran momento de vida para nuestro país en la equidad de género, con esa gran oportunidad que tiene todo el país para respetar a la mujer más que nunca”, consideró Leo Cuéllar, ex entrenador del América Femenil previo a la Final entre Tigres y Rayadas.

“Sería un gran ejemplo para muchas mujeres que quieren participar en este futbol. Monterrey siempre ha encontrado la manera de hacerle mal la digestión a Tigres, ya la capitalizó una vez”.

Desde el inicio de la Liga Femenil, esta es la quinta Final entre los equipos regios, y en el Apertura 2019 las Rayadas pudieron quedarse con el título. Ahora las pupilas de Espejo se han quedado con el título de liga, evitando el tricampeonato de las Felinas.

LA PECULIAR CARTA DE EVA A ELÍAS AYUB

Considerada Mejor Entrenadora de un Equipo Femenil de Concacaf en el 2017, Espejo no jugó futbol porque estudió en un colegio de monjas donde el deporte practicado era el basquetbol.

Sin embargo, acompañaba a su padre a los partidos de Pumas en C.U., donde una ocasión su padre y ella saludaron al entonces presidente del Patronato de los auriazules, Arturo Elías Ayub, cuando Eva tenía alrededor de 18 años.

Aunque en ese momento Espejo no supo a quien saludó, tiempo después vio en televisión al directivo, a quien le envió una carta para pedirle la oportunidad de estar cerca del equipo porque quería aprender.

Para su sorpresa, dos semanas después recibió contestación y así llegó a la cantera universitaria con Guillermo Vázquez Mejía (padre del entrenador Memo Vázquez Herrera), quien la orientó a estudiar la carrera para ser directora técnica.

Esto ocurrió en 2004, cuando la madre de Eva no escondió su temor por ver que su hija se instalaría en un medio donde la mayoría son hombres. Incluso, en su generación de la carrera de director técnico empezaron 31 personas y ella era la única mujer. De ese total, solo concluyeron siete.

“Ella académicamente es muy aplicada, muy interesada en el futbol y eso le fue abriendo puertas; en su inicio llegó a una institución (Pachuca) que quería hacer las cosas bien, que quería arropar un proyecto femenil de forma adecuada y le fue dando las armas, el apoyo para tener éxito”, recordó Cuéllar.

En 2015 fue cuando se unió al club hidalguense como Coordinadora de Desarrollo. Dos años después, al crearse el equipo femenil, asumió el timón en el que se mantuvo hasta 2020. En el Clausura 2021 fue directora deportiva del femenil en ese mismo club, hasta que Rayadas llegó por ella para regresarla al timón, siendo hoy la DT mexicana con más experiencia en el futbol femenil.

“Ahora en su última etapa con Pachuca como secretaria técnica o directora del proyecto femenil, platicamos al respecto y le decía que una persona como ella no debería dejar las canchas, que tiene mucho qué ofrecer”, agregó Cuéllar.

“Le decía que aunque la parte administrativa es importante, ella tenía mucho que ofrecer y ojalá regresara pronto, por eso me dio mucho gusto verla regresar, sobre todo para un equipo de gran prestigio y de gran responsabilidad”.