Por cuarta ocasión en su historia mundialista, la Selección Mexicana inició su participación con un empate. Este resultado en las tres ocasiones previas a Qatar, le llevó hasta Octavos de Final, Cuartos de Final y solo una vez vio su eliminación en la Primera Ronda.

El Tri igualó sin goles ante Polonia y aún sin su futuro claro en el Grupo C, su próximo obstáculo a superar es la poderosa Argentina, que comenzó con pie izquierdo al caer ante Arabia Saudita, pero lo verdaderamente relevante es lo que le puede esperar en los próximos días al conjunto mexicano.

Durante la edición celebrada en Inglaterra 1966, el representativo nacional empató 1-1 ante Francia y este marcador no consiguió darle la estabilidad suficiente para avanzar de ronda, ya que posteriormente cayó 2-0 frente al anfitrión y en su último juego finalizó 0-0 contra Uruguay, quedándose en la Primera Ronda.

MIGUEL PONTÓN / AGENCIA RÉCORD
La Copa de México 1970 comenzó de la misma manera. El conjunto Azteca empató, en esta ocasión sin anotaciones contra a la Unión Soviética y sus siguientes compromisos fueron la clave para que avanzara hasta los Cuartos de Final: consiguió imponerse 4-0 ante El Salvador y más tarde le ganó por la mínima a Bélgica.

La ocasión más reciente que México empató su primer partido en un Mundial, previo a Qatar, fue Sudáfrica 2010. Los tricolores abrieron el telón frente al anfitrión, con resultado de 1-1, para después imponerse 2-0 contra Francia y perder 0-1 ante Uruguay, resultados que les valieron para llegar hasta los Octavos de Final, en donde Argentina les eliminó con un 3-1.

MIGUEL PONTÓN / AGENCIA RÉCORD
Con el empate 0-0 frente a la escuadra polaca, los dirigidos por Gerardo Martino tienen la oportunidad latente de mantenerse con vida más allá de la Fase de Grupos, pero para conseguirlo deberán hacer actuaciones excepcionales ante la ‘Albiazul’ y contra Arabia Saudita.