Monterrey se fue adelante en el marcador cuando apenas corría el minuto 10 en el encuentro de Repechaje ante Cruz Azul, y lo hizo gracias al VAR, sistema que ayudó a que se marcara una mano dentro del área de Julio Domínguez.

El árbitro central, Fernando Guerrero, no vio la infracción en una primera instancia, pero de inmediato fue llamado por los oficiales del VAR para ver la jugada en la pantalla, mientras Javier Aguirre y algunos jugadores visitantes reclamaban la jugada.

El silbante no tardó ni 15 segundos en la pantalla para tomar la decisión y marcar la pena máxima a favor de Rayados, que hasta ese momento era el equipo que más se había insinuado sobre la portería de Chuy Corona.

Rogelio Funes Mori fue el encargado de cobrar el penal, y con un disparo raso y potente venció al guardameta de la Máquina que, pese a que adivinó la dirección, quedó lejos de poder cambiar la trayectoria de la pelota.

Cabe recordar que este partido de Repechaje se llevó a cabo sin gente en las tribunas del Estadio Azteca, luego del partido de veto que impuso la Liga MX a Cruz Azul, por los gritos discriminatorios durante el juego ante León de la Fase Regular del Apertura 2021.