En unos días Brandon Moreno cerrará una de las rivalidades más icónicas de UFC en los últimos tiempos, cuando se mida a Deiveson Figueiredo por el título indiscutido de peso mosca en lo que será el cuarto pleito entre ambos hombres.

El mexicano llega a la función de UFC 283 como monarca interino tras haber superado en julio pasado a Kai Kara-France, mientras que el brasileño, no ha podido subir al octágono desde enero del año pasado cuando despegó del campeonato justamente a Moreno.

El pleito entre ambos será el coestelar de la velada que se realizará en Río de Janeiro y donde el mexicano llega desfavorecido, en parte, por pelear ante los brasileños que van a cobijar a su peleado, aunque el ‘The Assassin Baby’ confía en dar una tremenda demostración que haga que los mismos amazónicos coreen su nombre cuando salga con la mano en alto.

@THEASSASINBABY

“Yo sé que la gente al principio va a ser un poquito agresiva porque estoy peleando con el local, contra un brasileño. La gente va a estar apoyándolo al principio a él, pero conforme vaya pasando la pelea prometo que van a cambiar los papeles y la gente va a estar gritando mi nombre”, afirmó Moreno.

La serie entre ambos se encuentra igualada a con un empate y un triunfo para cada uno, el del tijuanense se produjo en junio de 2021 y a 20 meses de aquella pelea, confiesa que siente la misma vibra ganadora en todo su cuerpo como en aquel entonces.

“Sé que voy a ganar, en mi cabeza siento las vibras tan buenas que sentía cuando le quité el cinturón. Tengo todo el sentimiento, lo estoy sintiendo de nuevo, estoy listo para pelear”, indicó.

Moreno estuvo a finales de 2022 en Brasil para promocionar la pelea y aunque sintió la animadversión de la afición, también apoyo, mismo que desea arrebatarle a Figueiredo el día de la pelea.

“Tengo la curiosidad de ya en el momento de la pelea cómo va a reaccionar la gente apoyando a Figueiredo, pero creo que al final me voy a poder llevar al corazón de la gente, van a poder identificarse poquito conmigo, creo que me voy a llevar el corazón de todos esa noche”, recalcó.

@THEASSASINBABY
‘The Assassin Baby’ aceptó que de su parte no hay ningún odio hacia Deiveson Figueiredo, rival al que ha enfrentado en tres de sus últimos cuatro combates, ya que esto es únicamente profesional, aunque también considera que, de parte de su rival, sí hay un poco de antipatía.

“De mi parte no siento ningún odio, yo lo estuve diciendo a lo largo de los combates con Deividson, esto es meramente profesional nunca he tenido una enemistad con él. Yo creo que ya sí le caigo un poquito mal, siento que antes lo fingía mucho, ahorita sí siento que el tipo ya no puede verme ni en pintura, pero qué le hacemos. Yo sigo en el mismo canal, a pesar de que él dice que me odia yo no puedo sentir algún desprecio por él, al contrario, estoy muy agradecido con la vida de tener a alguien que me esté regalando esta parte de historia”, confesó.

Brandon considera que esta será la última pelea entre ellos, poniéndole así un cerrojazo a una rivalidad de cuatro peleas que no han decepcionado a la fanaticada, tal y como será la del sábado 21 de enero.

@THEASSASINBABY

“La gente sabe a lo que vamos, vamos a intercambiar golpes, a darnos con todo obviamente tengo que tratar de ser lo más inteligente posible y tengo que manejar la pelea a como a mí me convenga. Las otras peleas no han decepcionado entre nosotros y esta cuarta ni de chiste lo hará”, culminó.