Cristian Tabó estuvo muy cerca de ser refuerzo del Monterrey para el Clausura 2022 e incluso se esperaba que en cualquier momento se confirmara su incorporación, pero apareció Cruz Azul en escena para sumarlo como su nuevo refuerzo.

Una llamada de Juan Reynoso y el posterior esfuerzo que hizo el club cementero para sumarlo acabaron por inclinar la decisión, la cual el propio jugador uruguayo aceptó que le interesó demasiado de inicio, ya que era una de sus metas.

“En realidad, cerrado no había nada todavía, pero fue una semana muy difícil porque fueron negociando. A mí Juan (Reynoso) me llama y a mí me dio por venir a Cruz Azul no solo por la llamada sino por la institución.

El interés estaba desde hace tiempo y yo ya me lo había propuesto, era uno de mis objetivos a largo plazo: llegar a esta institución y en el momento en el que me lo propusieron no lo dudé y vine para acá”, comentó a la cadena TUDN. “Es un equipo grande esa, es la diferencia. Es un equipo muy grande en todo México y creo que ese es el desafío que yo me propuse en mi carrera, el llegar a un equipo como Cruz Azul”.

Reynoso, pieza clave

El estratega peruano, junto al cual trabajó de la mano en el Puebla, sabe de la capacidad de Tabó, por lo que fue una de sus prioridades, al igual que el colombiano Omar Fernández, aunque el alto precio que le puso León evitó que se diera una negociación.

“Juan insistió mucho, esa fue una de las piezas claves para mi llegada y después los buenos torneos que veníamos haciendo con Puebla creo que eso fue también fundamental para que Cruz Azul me buscara”. comentó.