Fiel a su estilo para hablar del América, José Ramón Fernández recordó cómo surgió el ahora Clásico entre Pumas y las Águilas en la década de los 80 del Siglo XX, cuando Televisa impulsaba a los de Coapa y en Imevisión buscaron apoyar a los felinos del pedregal para lograr así uno de los juegos más esperados de la Liga MX.

En una entrevista concedida a El País, Joserra reveló que fue el propio Emilio Azcárraga quien lo invitó a platicar sobre el antiamericanismo.

“Emilio Azcárraga, con quien tengo buena relación, me invitó a hablar del antiamericanismo. Surge porque cuando llego a la televisión me doy cuenta que solo se hablaba del América. Nadie hablaba del Guadalajara. Era muy amigo del rector [Guillermo] Soberón de la UNAM. Le dije que teníamos que impulsar a Pumas para ser el gran rival del América. Y lo impulsamos hasta que los Pumas empezaron a ganarle al América. Se creó el clásico capitalino. Hablamos con las porras y estas calentaban el partido”, dijo para el medio español.

Joserra también descartó algún rencor contra Televisa, pero recordó que ha sido un medio muy cercano al poder durante décadas.

“No, no le guardo rencor (a Televisa). Eran competidores desleales, duros, muy pegados al Gobierno del PRI. Y siguen pegados al Gobierno. Desarrollan un deporte que ha tenido mucho éxito en México sin que el país haya ganado algo.

No hemos ganado una Copa del Mundo. Hemos ganado dos Mundiales de inferiores, pero cuando llegan a adultos desaparecen. Hemos ganado una medalla olímpica a Brasil en Wembley…”, señaló. Entre otros temas, se le cuestionó al actual conductor de Futbol Picante en ESPN sobre la Liga MX y el periodista la calificó como un torneo “de plástico” debido a que su sistema de competencia permite que hasta 12 clubes clasifiquen a una Fase Final.

“Es una Liga de plástico. Significa que juegan 18 equipos, no hay ascenso ni descenso para evitar que los empresarios no tengan miedo de perder su dinero. Tienen pavor de que su equipo se vaya a Segunda División. Por eso se congeló el ascenso-descenso”, señaló. “Cuando de los 18 equipos 12 pueden clasificarse es malísimo.

Luego el repechaje. De repechaje vas a una liguilla de ocho. El fútbol mexicano vive de las liguillas, ahí es cuando sube el rating. Durante el torneo bostezas viendo un Toluca-Mazatlán, dices Dios mío”.