Este domingo 5 de noviembre André-Pierre Gignac celebra su cumpleaños número 36, el cuál seguramente será amargo debido a la eliminación de Tigres a manos del León en Semifinales. No obstante el francés es un elemento histórico en Tigres y uno de los delanteros de más jerarquía en la actualidad de la Liga MX.

Aunque algunos cuestionan su edad, el exjugador auriazul, Mateo Bravo, considera que seguirá vigente todavía un par de años más. En febrero de este año, Gignac firmó una renovación de contrato hasta 2024, por lo que está cerca de cumplir el primero y le restarían dos más, plazo que el portero volador considera que cumplirá sin problemas, hablando de su rendimiento futbolístico.

​Y aunque muchos consideran que su ‘heredero’ debe ser Nicolás López, campeón de goleo del Apertura 2021, Mateo considera que todavía no es un momento para buscarlo. “André les dará los dos años que lo firmaron y de ahí ir buscando, perfilando si es Diente López u otro goleador.

Carlos González no ha dado lo que se esperaba de él, lo que estaba dando en Pumas. No sé a qué se deba, si es cuestión mental o no sé, pero ojalá tengamos de regreso a Charli”, dijo.

Sin la velocidad con la que llegó

Aunque ya es un elemento veterano y ya no tiene la velocidad que mostraba cuando arribó al conjunto de la UANL en 2015, Bravo considera que Gignac sigue aportando al ataque, empezando por la marca que jala y puede seguir aportando goles sin problema alguno.

“André ya tiene 35 años y es una edad respetable para un centro delantero, pero es un centro delantero con mucha experiencia, quizá ya no con la velocidad que llegó hace unos años a Tigres, pero sigue siendo un hombre importante, que jala marca, con los tiros de castigo, entonces yo creo que tenemos Gignac para un buen rato, siendo bien abastecido por Quiñones, por Aquino, por el Diente o por los que jueguen. Los equipos deben estar preocupados por el regreso de André”, añadió.

En 2021, el delantero francés suma 26 juegos con el cuadro regio y siete goles. Sufrió para anotar en el Guard1anes 2020, donde sólo registró tres anotaciones y le costaron las lesiones en el Apertura 2021, ya que, entre los Juegos Olímpicos y molestias, terminó jugando hasta la Jornada 8 y se perdió la 11 contra San Luis.

Es el máximo anotador en la historia del club auriazul con 153 dianas en 270 juegos, siendo 106 en fase regular de Liga, 26 de Liguilla, este último rubro donde recientemente se colocó como el cuarto mejor goleador de la Fiesta Grande y está a dos del tercero, Alberto García Aspe. Luego está Jared Borgetti con 40 y José Saturnino con 43.

Desde que llegó al cuadro de la Sultana del Norte en 2015, suma cuatro títulos de Liga MX (Apertura 2015, 2016 y 2017, y en el Clausura 2019), una Concachampions en 2020, así como un subcampeonato de Copa Libertadores y uno más del Mundial de Clubes 2021.