Un espectáculo total esta noche en el Estadio Azteca con todo y el retorno de la afición. Cruz Azul se reivindicó y pudo eliminar a Toluca en los Cuartos de Final con un global de 4-3. Jonathan Rodríguez pudo celebrar un gol con su afición y Santiago Giménez coronó el pase a la Semifinal.

Juan Reynoso le devolvió la titularidad a Rodríguez y Orbelín Pineda para presentar una alineación que agradó más a su fanaticada. La confianza de la remontada era total, pero se reforzó al ver a estos dos elementos en el esquema inicial.

Vaya inicio feroz de partido. Bryan Angulo abrió el marcador con apenas 10 minutos en el reloj. El ecuatoriano firmó una gran jugada colectiva donde participaron Luis Romo y Cabecita Rodríguez. Luis García dejó la portería desprotegida y Angulo apareció para empujar el esférico.

La afición celeste festejó con pasión el gol que le dio la igualdad a la Máquina en el global con el 2-2 para ahora emprender la misión de la voltereta.

Apenas un parpadeo y el Diablo ya festejaba tener la ventaja nuevamente, pues Pedro Alexis Canelo firmó la extraordinaria jugada individual de Rubens Sambueza. El jugador sirvió un gran pase en diagonal para el remate del goleador del torneo.

Ya con las cosas a favor de los escarlatas por el 3-2 en el global, la Máquina entendió que las cosas seguían estando de su lado, pues solo era necesario un gol y así verse beneficiados por el segundo criterio del desempate que es la posición.

Toluca se salvó de terminar para el medio tiempo con desventaja en el marcador gracias a Luis García, el portero se puso la capa de héroe.

Pablo Aguilar se elevó y cabeceó directo al ángulo inferior de García, quien se aventó y pudo evitar que el paraguayo hiciera efectiva su especialidad. El portero se lució con una doble atajada en su área tras los remates consecutivos de Angulo en primer lugar y le siguió uno de Romo.

Cascada de cambios y un penal polémico

Una vez comenzado el segundo tiempo y ante el candado colocado en el medio campo, el estratega cementero quiso apostar por refrescar su sistema y de tajo tener tres cambios: Pineda salió por Elías Hernández, Angulo por Santiago Giménez y Juan Escobar para la entrada de Ignacio Rivero.

Cristante respondió con el ingreso de Enrique Triverio y Jorge Rodríguez, este último, para ya darle más solidez a su zona baja. Como un juego de ajedrez, cada movimiento tuvo su respuesta y el estratega peruano volvió a ejecutar cambios, en esta ocasión, los dos restantes con el ingreso de Yoshimar Yotún y Misael Domínguez, todo el esquema ofensivo para conseguir ese gol del pase a Semis.

Al filo de las butacas, los seguidores fueron testigos de lo que pueden llamar un milagro, José Juan Vázquez persiguió a Romo dentro del área y ahí lo derribó. Fernando Hernández estaba cerca de la jugada y sin necesidad del VAR, determinó la pena máxima a favor de los cementeros. La señal hizo hervir al Azteca en júbilo.

Ante los reclamos de los futbolistas escarlatas, Cabecita Rodríguez tomó la pelota y se posicionó. Una vez que el árbitro convenció al rival de que la sanción era justa, el uruguayo se dispuso a tirar, potente y certero, el disparo aniquiló en el fondo a García.

En el tiempo de compensación llegó el contragolpe final de Cruz Azul donde Cabecita Rodríguez habilitó solo a Giménez que definió el 3-1. La Máquina pita anunciando la que podría ser la llegada de la anhelada novena.