La Asociación de Tenis de Estados Unidos (USTA) anunció el jueves que en julio se pondrán a la venta los boletos para todas las canchas del Abierto de Estados Unidos; será el primer Grand Slam en tener la capacidad máxima de aficionados desde el comienzo de la pandemia.

La anterior edición del US Open no tuvo aficionados; en 2019 se registró una venta superior a los 700,000 boletos para dicho torneo. El Centro Billie Jean King de Nueva York le dará la bienvenida a todos los asistentes que bastante falta le hizo al torneo el año pasado.

“Aunque estamos orgullosos de haber podido celebrar el evento en 2020, echamos de menos tener a nuestros fans, porque sabemos que son una gran parte de lo que distingue la experiencia del US Open de otros torneos… nuestro deporte ha resurgido en los tiempos más difíciles y el Abierto de este año promete ser una celebración inolvidable del juego, para quienes lo juegan y quienes lo disfrutan”, destacó la USTA

El abierto recibió permisos por parte del gobierno desde el martes, donde Andrew Cuomo, gobernador de Nueva York, anunció el fin de las restricciones por COVID-19, dicho Estado ya cuenta con 70% de población adulta vacunada.

El último Grand Slam del año

A falta de que se juegue Wimbledon, el Abierto de Estados Unidos se disputará del 30 de agosto al 12 de septiembre, como cada año, cierra la temporada de Grand Slams. Las entradas estarán a la venta para público general a partir del 15 de julio.