El Real Madrid considera una “adulteración flagrante”, y así se lo ha hecho saber a la UEFA, la repetición completa del sorteo de los octavos de final de la Champions League tras los problemas surgidos en la extracción de las bolas.

El club español alega que su emparejamiento con el Benfica se dio antes de que se produjeran dichos errores. El problema surgió cuando tras salir la bola del Villarreal, el exjugador ruso Andrey Arshavin sacó la del Manchester United como rival, cuando no se podían enfrentar ambos equipos, que ya se habían medido en la fase de grupos.

Más tarde, la bola del Manchester United no se introdujo entre los posibles rivales del Atlético y sí la del Liverpool, al que ya se enfrentó en fase de grupos. Por este “problema técnico con el software”, como calificó la UEFA, el sorteo se repetirá.

Y lo hará al completo, siendo una decisión que, según  fuentes del club comentaron a EFE, ha enfadado al Real Madrid al considerar que esto es otra “adulteración flagrante” del sorteo.

Lo considera así ya que su emparejamiento con el Benfica, que se dio al comienzo del sorteo, sí cumplió con las normas del mismo, por lo que consideran “inadmisible” la decisión de repetir su cruce.