La victoria de Brandon Moreno sobre Deiveson Figueiredo molestó al público. Debido a que el mexicano enfrentó a su rival en casa, la reacción tras su triunfo fue de desagrado e incluso algunos asistentes atacaron al connacional.

Moreno se impuso en tres asaltos. La afición reaccionó con abucheos, pero eventualmente escaló a acciones más violentas.

En su camino al vestidor, el mexicano recibió impactos de basura de todo tipo. Fue a tal grado que un elemento de seguridad tuvo que resguardarlo en su camino.

A través del nocaut técnico, Brandon Moreno regresó al máximo nivel de la UFC. Este fue su triunfo número 21 en la empresa.

ESPECIAL