Como se venía manejando en el últimos días, hoy es una realidad, el Real Madrid anuncia que Zinedine Zidane renunció a su puesto de entrenador, poniendo fin a su segunda etapa en el banquillo del club español, menos exitosa que la primera.

“Zidane es uno de los grandes mitos del Real Madrid y su leyenda va más allá de lo que ha sido como entrenador y jugador de nuestro club”, señaló el comunicado del equipo, añadiendo que el francés “está en el corazón del madridismo” y que el Real Madrid “es y será siempre su casa”.

“Es tiempo ahora de respetar su decisión y mostrarle nuestro agradecimiento por su profesionalidad, dedicación y pasión en todos estos años, y por lo que representa su figura para el Real Madrid”, añadió.

Despedido por la puerta grande como jugador en 2006 y como entrenador en 2018, cinco días después de levantar su tercera Liga de Campeones en el banquillo, la leyenda francesa termina esta etapa con un balance menos exitoso y tras una temporada sin títulos.

En una temporada marcada por la irregularidad y las numerosas lesiones en la plantilla, los blancos cumplieron en Europa, sucumbiendo ante el Chelsea en semifinales de la Liga de Campeones.

Pero en las competiciones domésticas, fracasaron en la Copa del Rey y la Supercopa de España y, aunque mantuvieron opciones de llevarse la Liga hasta la última jornada del sábado, finalmente no pudieron superar al Atlético de Madrid.