El Real Madrid ganó este domingo el derbi, con una victoria por 2-0 contra el Atlético, en la 17ª jornada de LaLiga española, y se consolida al frente de la clasificación, con trece puntos de ventaja sobre los Colchoneros (cuartos).

Los Merengues se adelantaron en el marcador gracias al francés Karim Benzema, que anotó en el minuto 17, para confirmar su estatus de máximo goleador del campeonato (13 tantos en 16 partidos), y cerraron la cuenta con una diana de Marco Asensio, tras un buen servicio desde la izquierda del brasileño Vinicius (57).

Con este triunfo, el Real Madrid se confirma como el más serio aspirante al título: a diez días de la tregua de invierno, los hombres de Carlo Ancelotti lideran con ocho puntos de ventaja sobre el segundo, el Sevilla FC, que venció el sábado por 1-0 en campo del Athletic Bilbao.

Se trata del décimo triunfo consecutivo del equipo blanco entre todas las competiciones. La última derrota de los Merengues se remonta al 3 de octubre en el terreno del Espanyol de Barcelona (2-1).

Para el Atlético, es la tercera derrota en los cinco últimos partidos.

Este triunfo confirmó las buenas impresiones de Ancelotti: con molestias el fin de semana pasado en el partido contra la Real Sociedad, el delantero francés Karim Benzema continúa brillando, aunque fue sustituido por precaución por Luka Jovic en el descanso.

Y a su lado todo rueda bien: Vinicius ofreció dos buenas asistencias, Marco Asensio responde siempre presente, el centro del campo es inoxidable y la defensa impermeable.

Diego Simeone intentó todo para detener el vendaval blanco: colocó a Thomas Lemar y Joao Félix en lugar de Yannick Carrasco y Antoine Griezmann en el descanso, y después a Renan Lodi y Luis Suárez en el minuto 60 en lugar de Ángel Correa y Matheus Cunha, sin éxito.

El mexicano Héctor Herrera entró de cambio al minuto 69 por Rodrigo de Paul, ya sin mucho por hacer en el partido que entonces era controlado por Real Madrid.