Nick Bosa ha librado los protocolos de conmoción de la NFL y todo indica a que estará de regreso con los San Francisco 49ers para enfrentar en el duelo Divisional de Playoffs a los Green Bay Packers. Bosa es probablemente el mejor jugador que tienen los de la bahía para hacerle frente a una ofensiva comandada por Aaron Rodgers.

Smaller bear está listo

Nick Bosa se perdió la mayor parte de la segunda mitad en el juego de Comodín ante los Dallas Cowboys. Bosa tuvo que abandonar el terreno de juego después de sufrir una conmoción provocada por un impacto con su compañero D.J. Jones. Se espera que Bosa sea un factor crucial en la búsqueda de una victoria en el Lambeu Field.

Siendo alineado usualmente por la izquierda, se espera que enfrente resistencia por parte del tackle derecho, Billy Turner, quien fue titular para los Packers durante las primeras 14 semanas, pero que no ha jugado debido a una lesión en la rodilla. No obstante, Turner logró practicar esta semana sin ningún problema.

El “smaller bear (oso más pequeño)” tendrá la tarea de presionar a uno de los candidatos a Jugador Más Valioso (MVP) en Aaron Rodgers. Tarea que no será sencilla no obstante, una estadística que le puede favorecer es que el “12” tiene la brecha más amplia en su promedio de pase al momento de estar bajo presión, pasando de 122.6 a 53.9. Nick Bosa logró regresar en la actual temporada de la NFL después de sufrir una rotura del ligamento cruzado la campaña anterior.

Esto le otorgó un lugar en el Pro Bowl promediando 15.5 sacks, cuatro perdidas de balón forzadas y 21 tackleos para pérdida de yardas.