La imagen chusca de la Semana 15 de la temporada 2021 de la NFL se presentó en el partido entre los Jacksonville Jaguars y Houston Texans, pues el equipo de la Florida supo anotar con todo y la invasión de un aficionado al campo.

En una acción del segundo cuarto, con los Jaguars en la yarda uno de los Texans, el mariscal de campo Trevor Lawrence sacó la jugada y dio el balón al corredor James Robinson, quien entró a la zona de anotación.

Curiosamente ninguno de los 22 jugadores que estaban el sitio se dieron cuenta de la presencia del aficionado, que rápidamente fue detenido por personal de seguridad mientras celebraba.

La jugada fue revisada y finalmente se le concedió a Robinson su octavo touchdown terrestre de la campaña, siendo el backfield más prolífico de los Jaguars.

Jacksonville busca una victoria en una campaña en la que apenas suma dos triunfos y 11 descalabros, además de que han vivido polémicas recientes por el despido del entrenador Urban Meyer.

Por su parte, los Houston Texans ostentan el mismo récord negativo, por lo que esperan obtener una selección de Draft alta para la próxima temporada.