Sin miedo. Le’Veon Bell y Adrian Peterson llegaron al día pactado y este sábado por la noche se subieron al ring en Los Ángeles, California para ponerse los guantes después de su trayectoria por la NFL.

Aunque los dos dieron buenos golpes, fue Bell quien noqueó a Peterson, pues de un golpe lo mandó a la lona y significó que el juez detuviera la pelea al quinto round, a pesar de que Adrian se levantó el tercero en la superficie no lo dejó continuar.

QUIERE REGRESAR A LA NFL

Adrian Peterson todavía quiere jugar en la NFL después de pelear contra Le’Veon Bell en el ring de boxeo.

Peterson, cuatro veces corredor All-Pro, se enfrentó al dos veces All-Pro back Bell el sábado por la noche en Crypto.com Arena en Los Ángeles. Fue el primer combate de boxeo para las ex estrellas de la NFL.

Peterson, de 37 años, jugó para Tennessee y Seattle la temporada pasada, mientras que Bell pasó un tiempo con Baltimore y Tampa Bay. Peterson es quinto en la lista de todos los tiempos con 14,918 yardas por tierra y cuarto con 120 touchdowns por tierra.

“Sigo persiguiendo ese campeonato, y solo tienes la oportunidad de hacerlo una vez en la vida”, dijo Peterson al Podcast de futbol americano profesional de AP . “Si pudiera seguir jugando y llegar a los 15, 16 años, ¿por qué no? Dentro de quince años, estaré sentado recordando la oportunidad que tuve y los muchachos contra los que jugué. Sé que tengo la capacidad de salir y seguir jugando a un alto nivel, así que eso es algo que deseo, seguir jugando”.

Peterson hizo siete Pro Bowls y fue el Jugador Más Valioso de la NFL de Associated Press en 2012 durante 10 años con los Vikings. Desde que dejó Minnesota, ha jugado para otros seis equipos, incluidos Arizona, New Orleans, Washington y Detroit.

“Fue una bendición”, dijo Peterson sobre su viaje por la liga. “He entablado excelentes relaciones, he podido explorar algunas grandes ciudades, la cultura allí, ver cómo se mueven las diferentes organizaciones y cómo manejan el espectáculo. Toqué con Drew Brees. Jugué con Russell Wilson, pude jugar con Larry Fitzgerald, algunos grandes mariscales de campo, grandes jugadores en general. Ha sido genial”.