Es oficial, los Tampa Bay Buccaneers firman a Le’Veon Bell para compartir el backfield con Ronald Jones Jr y Ke’Shawn Vaughn, respectivamente. El movimiento por parte de los actuales Campeones de la NFL llega después de darse a conocer la noticia de que Leonard Fournette será colocado en la lista de lesionados/reserva y se perderá el resto de la temporada regular.

El carrusel de Bell

A pesar de que es innegable el talento que posee el running back de 29 años, es bastante notoria la fluctuación que ha tenido su trayectoria desde que salió de los Pittsburgh Steelers en 2018. Consecuentemente Bell pasó a formar parte de los New York Jets en 2019, los Kansas City Chiefs en 2020 y recientemente de los Baltimore Ravens en la presente temporada.

Bell estuvo con el equipo de John Harbaugh en cinco partidos donde realizó 31 acarreos, obtuvo 83 yardas, dos touchdowns y promedió 2.7 yardas por acarreo. Compartió un backfield mermado junto a Devonta Freeman, Latavius Murray y Ty’Son Williams.

Bajas para los Buccs

La lesión de Leonard Fournette se suma a la del wide reciever Chris Godwin quien al igual que el RB sufrió una lesión en la derrota de Tampa Bay ante New Orleans en Sunday Night Football. El número 14 de los Buccs tiene un desgarro del ligamento cruzado anterior, lo que significa que se perderá el resto de la temporada.

Actualmente los Tampa Bay Buccaneers marchan primeros de la NFC Sur, siendo liderados por un experimentado Bruce Arians, quien busca defender el título de Campeones y con un Tom Brady que está en la conversación para ser nombrado el Jugador Más Valioso de la presente campaña.