LeBron James y Malik Monk anotaron entre los dos 25 de los 37 puntos que los Lakers convirtieron en el último cuarto y salvaron así a su equipo ante unos duros Sacramento Kings y que dieron batalla hasta el final en un buen partido de la jornada en la NBA (122-114).

El legendario James extendió su racha de grandes actuaciones recientes y sumó 31 puntos, 5 rebotes y 5 asistencias mientras que Monk aportó 24 puntos, 4 rebotes y 4 asistencias.

La puntería desde el triple de Monk (6 de 11) y las aguerridas penetraciones de James en el tramo final fueron fundamentales para que los angelinos sellaran la victoria en un duelo muy emocionante.

El conjunto de Frank Vogel volvió a salir con James como cinco, pero recurrió a Dwight Howard como reserva y el pívot respondió con una actuación muy destacada (14 puntos, 14 rebotes, 3 asistencias y 2 robos en 22 minutos). De esta forma, los Lakers toman impulso con su tercera victoria consecutiva y su cuarto triunfo en los últimos cinco partidos.

Por parte de los Kings, De’Aaron Fox (30 puntos, 3 rebotes y 6 asistencias) y Buddy Hield (26 puntos, 5 rebotes y 2 asistencias) fueron los más destacados. Los de Sacramento sufrieron con las pérdidas de balón (18) frente a unos Lakers que, a diferencia de lo que ha pasado el resto de la temporada, controlaron muy bien esta faceta del juego (solo 5 balones perdidos).