El agradecimiento de Max Verstappen a Sergio Pérez por la labor que realizó en el Gran Premio de Abu Dhabi es inmenso, al grado de que señaló que de no haber sido por su labor no habría logrado el campeonato de pilotos de la Fórmula 1.

Apenas finalizó la carrera, el piloto de Red Bull reconoció que Checo “es un gran compañero”, aunque en la fiesta de premiación extendió su sentir hacia el mexicano, de quien espera siga por muchos años más a su lado.

“El trabajo de Checo fue… ¡enfermo! Gracias a Checo gané el campeonato hoy también”, comentó Max a la señal de F1.

El tapatío libró una feroz batalla con Lewis Hamilton que le ayudó a Verstappen a recortar distancia tras su primer ingreso a pits, movimiento que fue vital a lo largo de la carrera.

Respecto al título obtenido, el piloto neerlandés comentó que fue algo “muy loco” por cómo se desarrolló la carrera, ya que hasta dos vueltas antes estaba por detrás de Hamilton, a quien superó en un polémico sprint final que tiene a Mercedes reclamando ante la FIA.

“Fue muy loco, especialmente por cómo fue toda la carrera. Fue como una montaña rusa, de no tener una oportunidad real de ganar. Al final todo se junta y tienes que ir por ello y lo hicimos. Entonces es increíble, emociones al tope mientras lo intentaba.

“Lo siento, ya perdí la voz, creo que algunas personas en el garaje también. Aún no he visto a mi ingeniero, probablemente lo abrazaré hasta matarlo”, comentó.