Las reacciones tras el anuncio de la nueva Superliga Europea continúan por todo el Viejo Continente. Una de las posturas más importantes es la de la Federación Alemana de Futbol que cuenta con uno de los equipos más poderosos del mundo que no participaría en esta nueva liga, el Bayern Munich.

La DFB ha emitido un comunicado en el que califica de egoístas a los clubes que han decidido conformar esta nueva Superliga con 12 equipos de la Liga española, la Premier League y la Serie A.

“La Federación Alemana de Fútbol se posiciona claramente contra el concepto de una Superliga europea. En el fútbol, el rendimiento deportivo está en el corazón de todo. Es eso lo que determina el ascenso y el descenso, así como la clasificación para las competiciones respectivas. Los intereses económicos de algunos clubes no deben prevalecer sobre la solidaridad que se practica en el fútbol”, dice el texto.

“Cada club deberá decidir si quiere continuar formando parte del fútbol solidario en su conjunto o si quiere continuar únicamente sus propios intereses egoístas, fuera de la UEFA y de las federaciones nacionales de fútbol. La DFB apoya por lo tanto claramente la firme declaración conjunta de la UEFA con las ligas y las federaciones nacionales de Inglaterra, Italia y España”.

Presidente del Borussia fijó su postura

Por otro lado, Hans-Joachim Watze, presidente del Borussia Dortmund señaló la unión que hay entre el Bayern Munichy ellos para rechazar este proyecto de los clubes más destacados desde el punto de vista económico.

“Los dos clubes alemanes representados en el Consejo de Administración de la ECA (Asociación Europea de Clubes), el FC Bayern Múnich y el Borussia Dortmund, presentaron puntos de vista 100% idénticos en todas las conversaciones”, señaló.