Este hecho es, quizá, uno de los más inusuales dentro del futbol profesional, pues el Renaissance FC, quien juega en la República del Congo, se separó internamente, se presentó con dos equipos distintos a su partido y tras discutir sobre quién iba a jugar, el árbitro declaró que perdieron el juego por default. ¡Una locura!.

En cualquier equipo del mundo es hasta cierto punto común algunos desacuerdos entre las directivas, pero presentarse con dos equipos distintos para afrontar un partido a nivel profesional, no se ve todos los días.

¿Qué pasó y por qué se dividió el Renaissance FC?

De acuerdo a los reportes, el Renaissance FC iba a jugar este fin de semana ante el AC Rangers, en el Stade des Martyrsante, en la República del Congo, donde el duelo ni siquiera pudo comenzar.

Este equipo reportó problemas internos, donde entre los dirigentes quieren el control mayoritario del club, es por ello que tras no llegar a un acuerdo, se dividieron en dos facciones, una comandada por Willy Mandala y la otra por Pascal Makuna.

El caso es que previo al inicio del partido ante Rangers, las dos facciones del Renaissance FC se presentaron, cada una con su propio 11 inicial y suplentes, por lo que comenzaron a discutir ya que cada una quería ser la encargada de afrontar este duelo, pero obviamente no dejaron que la ‘rival’ entrara al terreno de juego.

Al paso de unos minutos y mientras el Renaissance FC seguía discutiendo, el árbitro central decidió que el partido estaba terminado y el AC Rangers ganó por default, ya que oficialmente, pese a tener a dos equipos en el campo, ninguno ingresó para el inicio del partido, por lo que perdieron.

Se especula que el resto de las jornadas del torneo se seguirán afrontando a este problema, pues cada parte del equipo quiere ser el que mande y dé la cara ante la Liga del Congo, pero la otra no les permitirá jugar.