Mala fortuna para Sergio “Checo” Pérez, quien se vio involucrado en un choque con Charles Leclerc en el Gran Premio de Arabia Saudita durante la reanudación de la carrera que se detuvo en la vuelta 15.

Leclerc, de Ferrari, golpeó al tapatío por detrás y este terminó estrellándose con la pared. El auto del mexicano se quedó sin el ala delantera, de manera que no pudo continuar la carrera.

El mexicano había arrancado en la posición cinco, pero al parar a pits durante una bandera amarilla cayó al octavo puesto. Esa bandera amarilla provocada por un incidente de Mick Schumacher se convirtió en bandera roja, y en el reinicio fue que el tapatío quedó entre dos autos, uno de ellos el de Leclerc que lo golpeó.

Pérez salió de su auto frustrado por el reinicio de la carrera en el que su compañero Max Verstappen tomó el liderazgo de la competencia en el circuito. “Creo que Pérez se ha olvidado de que yo estaba aquí”, fueron las palabras de Leclerc tras el accidente. En ese reinicio, Nikita Mazepin también golpeó el Williams de George Rusell, de manera que fueron tres coches los que quedaron fuera en ese momento.

El accidente mermará de gran manera las posibilidades de Red Bull para aspirar al campeonato de constructores, ya que Pérez no podrá sumar puntos en la penúltima carrera de la temporada.