La Bundesliga de Alemania se ha consolidado como una competición agradable de ver para el aficionado y las cifras la respaldan, pues el campeonato teutón terminó su primera vuelta con el mejor promedio goleador entre las grandes ligas.

Luego de 17 fechas y 153 partidos disputados, en la Bundesliga se marcaron 473 anotaciones, dando un promedio de 3.1 goles por encuentro.

Por si fuera poco, en Alemania presumen tener al líder en la clasificación por la Bota de Oro en la figura del delantero polaco Robert Lewandowski, quien ha marcado 20 goles hasta el momento con el Bayern Munich y le sigue el checo Patrick Schick con 17 para el Bayer Leverkusen.

Empatado con Schick está Karim Benzema, del Real Madrid y  detrás vienen Mohamed Salah (Liverpool) y Dusan Vlahovic (Fiorentina) con 16 tantos.

Por si fuera poco también cuentan con el mejor asistidor del futbol europeo con Thomas Muller repartiendo 14 pases de gol con el Bayern y con otro coloso como Erling Haaland y sus 15 pepinos y cinco asistencias para el Borussia Dortmund.

Sin pausas planeadas

A diferencia de las otras competiciones, la Bundesliga también se ha destacado por cumplir con todos sus compromisos, sin necesidad de reprogramar encuentros por causas como el coronavirus.

Otros torneos como la Premier League de Inglaterra o la Ligue 1 de Francia se han visto afectadas por brotes de covid-19 en sus equipos, obligando a cancelar duelos cada jornada en las últimas fechas.