Las selecciones de Australia y Perú igualaron este lunes sin goles en el tiempo reglamentario y la prórroga de 30 minutos, por lo que definieron el penúltimo cupo para la vigésima segunda edición del Mundial de fútbol en una tanda de penaltis.

La Blanquirroja y los Socceroos protagonizaron un partido tenso en el estadio Ahmad bin Ali de Doha, de pocas opciones de gol y muchos errores en el control del balón, con un Perú que tuvo algunas ocasiones claras de gol pero no pudo abrir el marcador.

Para la segunda mitad Australia se mostró más ordenada en su bloque defensivo y Perú fue impreciso y errático, por lo que los Socceroos tuvieron también posesión de balón y equipararon el desempeño de los del argentino Ricardo Gareca.

En la tanda de penaltis, Pedro Gallese se puso el disfraz de héroe, no obstante, sus compañeros no lograron sellar el pase, pues Luis Advíncula falló su disparo, lo que ocasionó que se fueran a la muerte súbita, donde Valera, que entró en el tiempo extra, erró su tiro.