Una de las grandes sorpresas en el Royal Rumble llegó cuando se hizo oficial el regreso de Ronda Rousey después de casi tres años de ausencia. La última vez que pisó un ring de WWE fue cuando cayó en el evento estelar de Wrestlemania 35.

‘The baddest woman on the planet’ volvió a dejar un momento histórico en Royal Rumble como lo hizo en el 2018, cuando interrumpió a la ganadora de aquel entonces, Azuka.

La ex campeona de Raw entró en el lugar 28 y volvió a demostrar porque es la más temida del roster. Ronda, durante su ausencia de los cuadriláteros, se convirtió en mamá por primera vez.

La Batalla Real Femenil no quedó a deber y tuvo más regresos inesperados, como el de Melina y Molly Holly. La ex UFC tuvo un espectacular regreso e irá a Wrestlemania después de ganar el Royal Rumble.