Comenzó el Mundial y el país anfitrión se vio rebasado por la asistencia de fanáticos que no acudieron al Estadio Al Bayt, pues tuvieron que cerrar los Fan Fest por una alta demanda de turistas que deseaban ver el partido en las pantallas enormes puestas en puntos especiales de Qatar.

Además se registró retraso en la señal de transmisión, ya que se congelaba por segundo el juego y perdía la secuencia.

De manera inmediata, seguridad qatarí tuvo que negar el acceso a varios aficionados que querían entrar a ver en pantallas gigantes el primer partido de la justa deportiva, ya que se llenó y gente adentro se quejó de empujones y sobrecupo.

Ecuador venció con un marcador de 0-2 con doblete de Enner Valencia al anfitrión y así comenzó la justa mundialista.