Tras los conciertos que Bad Bunny ofreció el pasado fin de semana en Puerto Rico, el Departamento de Salud de la isla confirmó que hay por lo menos 176 casos positivos de COVID-19 que se sospecha están asociados a los shows del cantante.

Melissa Marzán Rodríguez, la principal oficial de epidemiología, dijo que están investigando si las personas ya estaban contagiadas cuando asistieron a los conciertos o si se contagiaron durante el espectáculo.

La experta anticipó que saldrán nuevos casos positivos asociados a los conciertos, que reunieron a unas 80 mil personas en el Estadio Hiram Bithorn de San Juan.

Aunque el nivel de transmisión aún se mantiene moderado en la isla, ha habido un aumento de 2 por ciento a 3.5 por ciento, indicó Marzán Rodríguez.

La epidemióloga hizo un llamado a las asistentes a los conciertos de Bad Bunny o a cualquier otro evento multitudinario a que se practiquen la prueba para detectar el virus y, en caso de ser positivos, se aíslen para detener las cadenas de contagio.

Bad Bunny ofreció este fin de semana sus primeros conciertos desde el inicio de la pandemia, convirtiendo el estadio Hiram Bithorn en una discoteca con una docena de artistas invitados, entre ellos J Balvin, Sech y Romeo Santos.

La organización del evento requirió a los asistentes presentar su tarjeta de vacunación para entrar al estadio y protegerse con mascarillas. Desde el inicio de la pandemia, se han registrado más 223 mil casos de contagios y 3 mil 277 muertes por COVID-19 en Puerto Rico.