Richard Masters, director ejecutivo de la Premier League reconoció que el boicot que tendrá el futbol de Inglaterra el 30 de abril es una forma de desafiar a las empresas de redes sociales como Facebook, Twitter o Instagram (que también es parte de FB) para que haya cambios en sus políticas contra la discriminación en redes sociales.

“La Premier League y nuestros clubes se unen al fútbol en este boicot para destacar la necesidad urgente de que las empresas de redes sociales hagan más por eliminar el odio racial”, dijo Masters en palabras reproducidas en el sitio oficial del Wolverhampton.

“No dejaremos de desafiar a las empresas de medios sociales y queremos ver mejoras significativas en sus políticas y procesos para abordar el abuso discriminatorio en línea en sus plataformas”.

El directivo condenó cualquier forma de racismo y aseguró que no deben permitir más abusos contra jugadores y jugadoras en redes sociales.

“El fútbol es un deporte diverso, que reúne a comunidades y culturas de todos los orígenes y esta diversidad hace que la competición sea más fuerte. No Room For Racism representa todo el trabajo que realizamos para promover la igualdad, la diversidad y la inclusión y hacer frente a la discriminación”.

¿En qué consiste el boicot en redes sociales de las ligas de Inglaterra?

La FA, la Premier League, la EFL, la FA Women’s Super League, la FA Women’s Championship, la PFA, la LMA, la PGMOL, Kick It Out, Women in Football y la FSA se unirán a los clubes para desconectarse de las cuentas oficiales de las 15:00 horas (hora de Inglaterra) del viernes 30 de abril a las 23:59 horas del lunes 3 de mayo.

“La acción de boicot del fútbol por sí sola no erradicará, por supuesto, el azote del abuso discriminatorio en línea, pero demostrará que el juego está dispuesto a tomar medidas voluntarias y proactivas en esta lucha continua”, señala el comunicado emitido por los Wolves donde milita el mexicano Raúl Jiménez.

Wolves no tendrá cobertura en redes del derbi

El derbi del Black Country de los Wolves no se cubrirá en los canales de Twitter, Facebook o Instagram de ninguno de los dos clubes, informó el equipo.

“El mundo del fútbol se posiciona en contra de la falta de acción de las empresas de redes sociales, que siguen permitiendo que los trolls y los racistas abusen de aquellos que están a la vista del público con una facilidad asombrosa, y sin consecuencias”.