Ya pasó un año del comienzo de la pandemia de COVID-19 y un 11 de marzo de 2020, fue la última ocasión que la afición regiomontana pudo asistir a un estadio de futbol, en este caso el de Rayados, el último club en abrir en la Sultana del Norte.

Fue en las Semifinales de Copa MX cuando Rayados tuvo gente en las tribunas del Gigante de Acero, sin saber que sería la última vez y que transcurriría un gran lapso jugando a puerta cerrada como ha venido pasado en el último año. Ya que el 15 de marzo de 2020 se suspendió el Clausura 2020 por el coronavirus.

Aquel duelo se enfrentó a Juárez en la Vuelta, un partido que venían de perder 2-0 en la Ida en Chihuahua y era imperativo ganarlo. En los 90 minutos el global terminó empatado a dos goles y se tuvo que definir en penales. En la definición desde el punto penal lograron el pase a la Final 6-5, en la que fallaron Jonathan González por la Pandilla y Diego Rolán y Manuel Viniegra por los Bravos.

Fueron 28 mil espectadores los que presenciaron la dramática victoria de los entonces dirigidos por Antonio Mohamed, que a la postre lograron ganar la Copa MX 2019-2020 contra Xolos, pero tuvieron que esperar hasta septiembre para festejar luego de que el coronavirus modificó la sociedad, el mundo del futbol y los calendarios de la mayoría de las ligas en la orbe.

Ahora el club ha esperado desde septiembre de 2020 el poder abrir de nuevo el Estadio BBVA, pero el rebrote de contagios lo imposibilitó y con el protocolo ya listo, esperan poder hacerlo en abril, tras la fecha FIFA, aunque dependen de la Secretaria de Salud.