Cuando se ha jugado el primer tiempo del duelo de Semifinal entre Tigres y Palmeiras en el Mundial de Clubes en Qatar, los felinos son los más peligrosos y si no van ganando, es de milagro.

Y es que el arquero de los brasileños, Weverton Pereira ha salvado a su equipo de tres goles, uno de Carlos González y otros dos de André-Pierre Gignac.

Al 3′, González remató de cabeza y estuvo muy cerca de anotar, pero el arquero alcanzó a atajar con manotazo.

Más tarde, en el minuto 33, un disparo cruzado desde la izquierda, sin ángulo, Gignac prendió el esférico, pero no entró por gran atajada del portero.

Por si fuera poco, al 37′ lo volvió a hacer Weverton y más difícil, pues en cabezazo de Gignac, el balón fue a la esquina del arco, pero el guardameta llegó para enviar a tiro de esquina.