Andrés Ibargüen rompió el silencio y se refirió a su turbulenta salida del Club América, la cual aseguró se dio bajo un ambiente hostil, debido a que se llegó asentir amedrentado y amenazado en el aspecto deportivo, todo porque los azulcremas querían deshacerse de él.

Incluso, el colombiano detalló cómo es que fue siendo relegado del equipo, al grado de no ser considerado por el cuerpo técnico, aunque finalmente hoy vive otra realidad tras salir de Coapa y fichar con Santos Laguna. “Empiezo el semestre de titular después de la Copa GNP, me logro estabilizar en el once, lastimosamente se da una lesión y tras la lesión me contagio de Covid.

Hubo un acercamiento que era primero lo económico donde no nos habíamos puesto de acuerdo, después dicen que hay una posibilidad de salida, con anterioridad de pronto me hubieran dicho, yo hubiera sabido, para que también mirara que no iba a ser la única propuesta pero ya a medio torneo es difícil”, indicó en entrevista con Fox Sports.

​Ni con la salida del Piojo cambió la situación

Ibargüen indicó que en su momento llegó a pensar que su situación podía cambiar con la salida de Miguel Herrera y la llegada de Santiago Solari, aunque finalmente ello no sucedió y siguió marginado. “Empezó como que menos me tenían en cuenta, entonces ya eran cosas que de pronto si no era deportivo, era extradeportivo.

Igual me seguí preparando, llegó el tiempo que me habían estipulado para prepararme cuando me di cuenta de que ni iba a estar más Miguel (Herrera). Dije ‘bueno, viene un técnico nuevo, de pronto puede que trabajando pueda tener la oportunidad’. Estoy en el primer partido y después veo como que de la noche a la mañana desapareces”, remató.