Un muy emocionado Sergio Pérez, quien ganó después de 10 años de trayectoria su primer Gran Premio en Fórmula 1, reveló lo que pasaba por su mente en las últimas vueltas del circuito de Sakhir, y es ni más ni menos que su pequeño hijo Sergio.

‘SOLO PENSABA EN QUE MI HIJO ME ESTUVIERA VIENDO’

“En las últimas vueltas, solo pensaba qué me esté viendo mi hijo, porque se puede acordar; siempre soñé con ese momento, que me vea y que recuerde un momento inolvidable en mi carrera; tardé en llegar 10 años, siempre dando lo mejor”, dijo Checo Pérez en entrevista con Movistar España.