Para todos fue una sorpresa que de un día para otro se anunciara la desaparición del equipo Monarcas, hasta para algunos entrenador como Rubén Omar Romano y Miguel Herrera, quien afirmó que llevarse al equipo fue un enojo.

“Por supuesto que esto fue un enojo y una discusión con no sé quién. Sé de muy buena fuente que a este equipo (Monarcas) lo habían ofrecido a muchos empresarios locales de Morelia y nadie aceptó tenerlo”, comentó el estratega a través de una transmisión en vivo.

MEXSPORT

“Yo creo que es una molestia y al tener el sartén por el mango dijo: ‘es mi equipo, me lo llevo’, pero está mal porque juega con el cariño y pasión de toda la gente no nada más porque se fue sino porque va a desaparecer”, agregó el Piojo.

Asimismo, el entrenador azulcrema señaló que este es un riesgo que asumen las personas que apuestan al negocio del fútbol.

“Mi relación con esa televisora no es buena pero suponiendo me imagino que no llegó el apoyo que ellos necesitaban o dejó de venir ese apoyo para poder mantener un equipo. Los que le apuestan a este negocio saben que a veces en una temporada o en un año los resultados pueden no salir y los gastos tienen que ser absorbidos por el dueño”, sentenció Herrera.