Tras pasar varias semanas en el hospital, Nicolás Castillo pudo regresar a su casa tras recibir el alta médica, lugar en donde fue recibido con una gran sorpresa.

El delantero chileno compartió en su cuenta de Instagram una fotografía del recibimiento que tuvo por parte de sus seres queridos, quienes adornaron su hogar con globos y mensajes de apoyo.

En la instantánea aparece el jugador del América, junto a su hijo, sosteniendo un trofeo y un letrero en el que se lee “Ganaste el más grande partido”.

Ahora, el andino comenzará su proceso de rehabilitación en su domicilio en la Ciudad de México, en donde estará bajo las mismas condiciones de asilamiento social que ha dictado al directiva de las Águilas por la pandemia de coronavirus.