“Tenía secuestrado al América”, con esa contundente frase, el americanismo pedía a gritos desde hace unas semanas la salida de Miguel Herrera. Y es que a pesar de que el DT siempre tuvo al equipo en lo más alto del futbol mexicano, las formas dentro y fuera de la cancha no agradaban a la afición.

En redes sociales, gran parte de la parcialidad azulcrema se manifestaba partido a partido en contra de su técnico y este lunes, tras el anuncio de su adiós, explotaron en jubiló, ilusionados con una renovación de su equipo.

Pero…¿En dónde se quebró la relación?

Si bien, en esta segunda etapa en América, el equipo no había podido jugar bien, los ánimos entre DT y afición iban bien, hasta el título de Copa en 2019. Pero después todo vino a menos. El Apertura 2019 fue punto de quiebre y aunque se quedaron muy cerca de ser Campeones, el nulo accionar del equipo llevó al americanismo a los reclamos y quejas contra Miguel.

En este 2020 los fracasos llegaron, el buen juego nunca apareció y después del escándalo y ridículo del sábado pasado ante Los Angeles FC, la directiva decidió cesarlo.

​¿Y Baños?

Otros de los reclamos de los fanáticos de las Águilas sin contra Santiago Baños, debido a la gran amistad que tiene con Herrera y según ellos, su nula exigencia para entregar resultados. Aunado a la mala administra del plantel y la falta de refuerzos de renombre, quitando la vuelta de Guillermo Ochoa.