El pasado 24 de junio, Eduardo Bacas decidió renunciar a su cargo como director deportivo del Real San José, debido al sismo que sacudió a diferentes estados de la República Mexicana.

La familia del exfutbolista vive en la Ciudad de México, por lo que tras el fuerte temblor, Bacas tomó la decisión de dejar Michoacán para estar cerca de sus familiares.

Tras dejar su puesto, el exjugador del América se convirtió en nuevo director técnico del Atlético Capitalino, equipo que también participará en la Liga de Balompie Mexicano.

El Atlético Capitalino compartirá el estadio Azul con el Atlante, equipo de la Liga de Expansión.