La afición de Rayados solía echarle en cara a los seguidores de Tigres, que a pesar de tener más títulos de Liga los de la UANL con siete por cinco de la Pandilla, su equipo era el más internacional de Nuevo León.

Y es que con tres Concachampions perdidas, y Rayados con cuatro ganadas, participando en Mundial de Clubes en las ediciones 2011, 2012, 2013 y 2019, pasaba por encima de los universitarios en ese rubro. Sin embargo, hoy la historia cambia, ya que lo que nadie de México ni Concacaf pudo lograr, Tigres lo hizo en su primer Mundial de Clubes, el llegar a la Final, en donde se medirá al Bayern Munich.

Fue así que un aficionado le escribió al exarquero del Monterrey, Jonathan Orozco, para subrayarle que ya no podrían burlarse de los felinos sintiéndose superior por sus participaciones en el Mundial. Y el portero de Xolos no se quedó callado, respondió tajante dando a entender que él y Rayados son el papá de Tigres.