Pasó de ser el Macho al “Oiga, Chato”. Unas horas después de que Jaime Ordiales respondiera a los dichos de Hugo Sánchez, el Pentapichichi volvió a hablar para señalar que malinterpretó las palabras del directivo de Cruz Azul, quien esta tarde negó que se le haya intentado bajar el 50 por ciento del sueldo prometido en la oferta que le hicieron.

“Como dice Jaime, pudo haber sido una mala interpretación la que percibí en cuanto al tema de que me habían mandado una carta en la cual me hacían seriamente un ofrecimiento para dirigir a Cruz Azul, lamentablemente el último día se cambió. Yo interpreté que era el 50 por ciento de lo que se había presupuestado para el cuerpo técnico y resulta que tal vez me equivoqué”, dijo en Futbol Picante de ESPN. Te recomendamos: ‘Ese esclavo’; Hugo Sánchez así llamaba

Mis puertas están abiertas para Cruz Azul: Hugo

Pese al intercambio de declaraciones y que la negociación con la Máquina no llegó a buen destino, el legendario exfutbolista dijo haber recobrado el deseo por dirigir y está dispuesto a escuchar ofertas, recordando que Pachuca fue el último club en el que se sentó en el 2012.

“Dejo las puertas abiertas para Cruz Azul y a cualquier club de México y en el mundo porque ya me regresaron las ganas de seguir dirigiendo. Esta pandemia me ha hecho reflexionar y con las ganas y el atrevimiento de comprometerme, así como lo hice con Pumas, que si me contratan en Cruz Azul era para salir campeón”, acotó Sánchez Márquez.

https://twitter.com/futpicante/status/1346690572858380288?ref_src=twsrc%5Etfw%7Ctwcamp%5Etweetembed%7Ctwterm%5E1346690572858380288%7Ctwgr%5E%7Ctwcon%5Es1_&ref_url=https%3A%2F%2Fwww.mediotiempo.com%2Ffutbol%2Fliga-mx%2Fhugo-sanchez-cantinflea-retracta-ordiales-cruz-azul

‘Solo faltaron los boletos de avión’

Finalmente, dijo que después de que él aceptó las condiciones que la directiva de la Máquina le puso, la negociación se quedó solo a un paso que era viajar a la Ciudad de México para firmar el contrato y este mismo lunes iniciar con el trabajo.

“Tengo un prestigio, un nombre, y de esa manera esas dudas que habían se habían disipado y de esa manera no sé cuál fue el cambio drástico. Ya estábamos listos, solo faltaron los boletos de avión”, concluyó.