El árbitro central Luis Enrique Santander vaya que no salió bien librado del encuentro que pitó entre Necaxa y Monterrey correspondiente a la Jornada 7 del Guard1anes 2021, pues además de una polémica jugada también sufrió un pequeño accidente al caer al césped al querer evitar los balones durante el partido.

El futbolista Martín Barragán no fue el culpable, pero si el responsable de mandar un pase a sus compañeros y en el camino, el esférico, no pudo ser esquivado por el central Santander desequilibrando y mandándolo al piso, donde desde ahí pitó y dio bote a tierra a favor del Necaxa.

En el empate de 1-1, el central también fue criticado, pues decidió no dar por válido un gol a Rayados, ya que el balón habría superado la línea en el intento de controlarlo por el arquero Edgar Hernández.