Si bien, gran parte de la afición de Cruz Azul exige la salida de Robert Dante Siboldi por la forma en la que el equipo fue eliminado ayer domingo en la Semifinal a manos de Pumas, en la directiva del grupo liderado por José Antonio Marín y Víctor Velázquez no quieren apresurarse a una decisión en medio del enojo por el rendimiento del equipo que se veía ya en la Final del Guard1anes 2020. Se pudo saber que desde la cúpula se prepara un pronunciamiento y se analiza la labor del estratega, tomando en cuenta que en una semana el club celeste comienza su participación en la reanudación de la Liga de Campeones de Concacaf.

Asimismo, desde el interior del club se maneja que Jaime Ordiales estaría abogando por Siboldi, toda vez que resta una semana para el juego contra la LAFC y evitar que los jugadores no reciban otro duro golpe al quedarse sin su entrenador. Además, cabe destacar que el técnico todavía tiene un torneo más de contrato, situación que podría ser negociada si la Máquina hace un mal papel en la Concahampions, es decir, una eliminación por parte del cuadro de Carlos Vela, el cual no tiene actividad desde el 24 de noviembre tras terminar su participación en los playoffs de la MLS. La tarde de este lunes, la cúpula cementera se reunirá con el técnico y su equipo de trabajo para analizar la temporada y plantear los objetivos cercanos. Concacaf y el mercado invernal

¿Por qué las críticas al DT?

Para un gran sector de la parcialidad cementera, Robert Dante Siboldi se equivocó en la postura de juego y los cambios tardíos o erróneos en la vuelta ante Pumas.  Salió con línea de 5 al fondo y a Santiago Giménez no lo metió hasta después de que llegó el cuarto gol de la UNAM que terminó sentenciando la eliminatoria.