Los problemas y escándalos en la Liga de Balompié Mexicano no paran y ahora tocó el turno al Club Veracruzano de Futbol, en donde esta mañana ya no se le permitió a Carlos “Gullit” Peña y Jorge “Chatón” Enríquez, entrenar con el equipo por órdenes del presidente, Diego Bartollota. Medios locales reportaron este viernes que ambos jugadores se presentaron con normalidad a la práctica del Tiburón, sin embargo se les pidió desalojar de inmediato, presuntamente por ser gente que llevó Gustavo Matosas al equipo y ahora que el uruguayo dio un paso al costado, ellos ya no eran bienvenidos en el club.

Los dos jugadores dejaron las instalaciones del Club Veracruzano y más tarde, el Chatón confirmó su adiós de la institución a través de un comunicado en el cual, pese a todo, agradece la oportunidad brindada.

Cronología de una muerte anunciada

Todo comenzó con San José que dirige el Potro Gutiérrez y después Atlético Jalisco, que incluso llegó a jugar un partido sin escudo y sin nombre ante Oaxaca. Ambos equipos denunciaron adeudos de varios meses en salarios a los futbolistas y cuerpo técnico. Después llegó el turno del Club Veracruzano de Futbol. Los jugadores emitieron un comunicado en el cual confirmaban los atrasos en los pagos para que horas después, el presidente deportivo, Gustavo Matosas anunciaba que daba un paso al costado, desmarcándose de los problemas económicos.

Postura de la Liga de Balompié

Víctor Montiel, Presidente de la ANBM, publicó un video en el cual aclara todos los problemas que ha sufrido la Liga en este arranque de su primer temporada, el problema contractual con la televisora encargada de la producción de sus partidos, la restructuración de la Liga y la posibilidad de desafiliar a algunos clubes debido al incumplimiento de los contratos.